Mercado de artesanías GT: Charlar, regatear, comprar

Si uno camina por los pasillos del mercado de artesanías podrá ver multitud de pequeños puestos de venta que ofrecen en sus productos la cultura y tradiciones de los pueblos mayas que los elaboran.  Artesanías de madera, textiles que van desde sus tradicionales huipiles y cortes, que incluye una diversidad de modernos bolsos, mochilas, hasta las más bellas colchas, mantelería, chales y bufandas.

El mercado está en ruta al Aeropuerto Internacional (menos de 3  km desde la zona 10)  y reúne a artesanos de todo el país. Es catalogado como un destino ideal para adquirir textiles, alfarería, madera y ebanistería, cerería, plata y joyería.

En el mercado de artesanías se charla, se cierran tratos, se vende la producción y se compra lo necesario. Todos participan: los indígenas, vestidos con sus mejores galas; los mestizos, con ropa de faena; los turistas con sus camaras… este lugar cambia su ritmo a medida que vienen los clientes:  de ser un espacio tranquilo pasa a ser un lugar ajetreado y alegre con la visita de extranjeros que buscan llevar consigo souvenirs del país.

Las mercancías en las tiendas suelen estar agrupadas por temas. Y las más impresionantes son las telas, que evidencian una larga tradición. En los pueblos precolombinos mayas y aún en la actualidad, los textiles tenían (y siguen teniendo) una importancia especial; aparte del uso como abrigo y vestimenta que varía según la región y etnia, en las telas plasmaban su visión de la vida y su historia.  Los colores, dibujos y calidad del hilado son diferentes en cada región.  Eso sí, con un común denominador: todos ellos son de una belleza singular.

En este mercados (como en cualquier mercado de artículos típicos de Guatemala) destacan los coloridos e inigualables textiles mayas:  telas, huipiles (blusa del traje típico), cortes (falda del traje típico), fajas (cinturón del corte), listones (coloridas cintas largas para recoger el pelo), hamacas, mochilas, manteles…

Pero en este hermoso y soleado mercado, el color lo aportan también otros artículos además de las telas: mueblecitos de madera y las hermosas pinturas “ojo de pájaro” que plasman en el lienzo lo que simula ser una vista aérea de campos de maíz, de verduras o de la vida cotidiana de los pueblos.

En algunas artesanías se aprecia la fusión de las religiones maya y cristiana  (abundan las figuras en madera y barro de Maximón y de Cristos), incensarios, velas.

Igualmente se encuentran las muy típicas máscaras de animales (jaguares, monos, aves), así como máscaras de conquistadores que se llevan en el “baile de la conquista”; cestería (canastos) de palma y paja, y cerámica (tosca sin barnizar o esmaltada y con dibujos). En las figuras de madera destacan los santos y ángeles rústicos y coloridas frutas. Quien busca joyería de plata y/o jade, acá hay una gran variedad de tiendas para los gustos más exigentes.

El trabajo artesano, en especial el relacionado a los textiles, es un proceso laborioso que cada comunidad confecciona utilizando técnicas ancestrales.  Esto se debe tener en cuenta al momento de regatear el precio de algo, uno debe ofrecer el precio justo cuando el vendedor pide una cantidad para no dar la impresión que estamos pormenorizando este trabajo artesanal.  Siempre es posible que nos rebajen el precio.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *